Login Form

BIENVENIDO

Arrow
Arrow
PlayPause
Slider

Como limpiar el fregadero

 

Los fregaderos son una parte fundamental en nuestra cocina, ya que nos permiten limpiar alimentos y la vajilla y utensilios. Hoy os explicaremos cómo limpiarlos para que estén en perfecto estado de revista. Con estos pequeños consejos podremos alargar la vida útil de nuestro fregadero.

En la mayoría de hogares los fregaderos son de acero inoxidable, ya que es un material muy resistente y muy sencillo de limpiar para cualquier persona. Además, su precio también influye ya que son bastante más económicos. También están los fregaderos de porcelana, que son muy delicados y tienden a desportillarse fácilmente.

El fregadero es un lugar clave en nuestra cocina y debemos limpiarlo regularmente. Lo ideal sería que lo limpiásemos cada vez que lo utilizamos. Esto incluye quitar los restos de comida para que no se acumulen en el desagüe ni aparezcan las temidas bacterias.

Después de limpiarlo, debemos secarlo. Podemos usar un paño o un trozo de papel de cocina. Si queda agua sobrante, puede haber restos de productos de limpieza, con elementos abrasivos que pueden dañar el acero del fregadero.

Evitemos los estropajos y las esponjas metálicas, ya que pueden dañar la pila y quedar partículas metálicas. Hay que apostar por bayetas o esponjas suaves para productos delicados.

Si quedan manchas, tenemos que pasar el trapo siguiendo la dirección de las líneas de la pila, ya que así no dejaremos un cerco imposible de quitar. También debemos evitar dejar utensilios metálicos como tenedores, sartenes o cazuelas, ya que pueden dejar un cerco metálico.

Por último, no debemos olvidar que el fregadero debe limpiarse frecuentemente y más si es de un seno. Si tiene dos, podemos dedicar uno a los alimentos y el otro al menaje de cocina como los cubiertos o las cacerolas. Si solo tiene un seno, debemos evitar la contaminación cruzada.